Portal Códigos de Conducta

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Blog CDC Autorregulación, prostitución y Consejo de Estado

Autorregulación, prostitución y Consejo de Estado

por  María Teresa Bendito Cañizares (Profesora Titular de Derecho Civil de la UNED)


La publicidad española discurre en gran parte y sin discusión alguna en cuanto a su eficacia, por el camino de la autorregulación; es un hecho cierto que los tres CDC[1] que desde el año 1996[2] se habían venido sucediendo (a saber: el Código de Conducta Publicitaria, el Código de la publicidad en cine y el Código Ético de Comercio Electrónico y Publicidad Interactiva (confianza online), habían sido capaces de enfrentarse con aquellos aspectos del fenómeno de la publicidad que la Ley General de Publicidad de 1988[3] parecía no ser capaz y, por tanto, podía decirse que habían cumplido y estaban cumpliendo su función: flexibilizar el mercado con una autorregulación que suponía no solo un compromiso deontológico sino jurídico gracias al sometimiento, en su aplicación, al Jurado de Autocontrol. Los Códigos habían sido incluso bendecidos y con razón en Europa[4] y por la Agencia Española de Protección de Datos al haber dado su visto bueno antes de su inscripción en el Registro de CDC que ella misma gestiona[5].

Pero hoy, 9 de marzo 2011, esta confianza depositada tanto a nivel nacional como europeo en los desarrollos auto-regulativos se pone por primera vez en tela de juicio  por el Consejo de Estado. En su informe sobre las posibilidades de actuación contra anuncios de contenido sexual y prostitución publicados a diario en diversos medios de comunicación de prensa escrita, cuestiona ese “savoir faire” de la autorregulación en dicho ámbito (Título IV), dando como botón de muestra de su insuficiencia la resolución de 15 de diciembre de 2005 de Autocontrol en la que no para un anuncio de contacto sexual al no aparecer inmerso en un medio dirigido a menores o al estar en un medio del que se acepta que el menor no debe tener acceso.

El Consejo de Estado propone de lege ferenda por unanimidad, el necesario límite a la publicidad de la prostitución en la prensa escrita de información general, bien a través de la inclusión sin más en el art. 8 de la LGP de la prohibición de la publicidad sobre prostitución en la prensa escrita y en otros medios (esta vía la expone pero a mi juicio “con la boca chica”[6]), bien a través de la aprobación de una disposición con rango de ley distinta de la LGP que permita acotar este específico fenómeno publicitario.

Porque lo que queda claro es que, sea por una u otra vía y se califique a la publicidad de simple actividad empresarial dentro del ejercicio de la libertad de empresa (art. 38 CE) o de manifestación de la libertad de expresión (art. 20 CE), los anuncios de contenido sexual y de prostitución hechos en los periódicos de gran difusión pueden incitar al ejercicio de dicha actividad lícita o “alegal”, pero no acorde con la moral social ni española ni europea[7], a los menores; y ello no solo por el volumen de su tirada sino por su fácil alcance, dado que la prensa escrita, en principio no pornográfica, puede ser vendida legalmente a los llamados menores maduros.

Desde este blog, mi primera reacción como jurista es que a las dos soluciones dadas por el Consejo de Estado habría, por lo menos, que añadir la reflexión de la cuestión de la prohibición de los anuncios de contactos, resucitando el paralizado debate acerca del “Estatuto del periodista”.  Choca, en principio, mucho que en las 59 páginas del Informe no se haya hecho ni una sola vez referencia a los maltrechos documentos auto-regulativos del medio de comunicación en donde la cuestión de la publicidad de la prostitución se plantea; es decir, al Código deontológico ya la Declaración de Principios sobre la conducta de los periodistas que se anexan al Estatuto de Periodistas de España de 2002[8], pero hay que tener en cuenta que están más  abocados a regular la conducta del “periodista” o profesional de la información que al medio en sí y que lo que va a propugnar al final el Consejo de Estado es una regulación legal. Reconozco, sin embargo, que sí se menciona, como por otra parte no podía dejar de hacerse, que ya en el Informe de la Ponencia sobre el estudio de la prostitución en España, aprobado por la Comisión Mixta  de los Derechos de la Mujer y de la Igualdad de Oportunidades de las Cortes Generales, se recomendara “solicitar a los medios de comunicación que en el marco de sus Códigos deontológicos se planteen la renuncia a la publicidad relacionada con el comercio sexual para impedir el negocio de las organizaciones mafiosas dedicadas al comercio sexual”.

Suscribo dicha recomendación pues va en la línea de la Resolución de 1 de julio de 1993[9] del Consejo de Europa en la que se adopta el Código Deontológico Europeo de la Profesión periodística que incluye como consecuencia del Principio ético núm. 15 que sostiene que “la información no debe ser tratada como una mercancía sino como un derecho fundamental de los ciudadanos”, que “ni la calidad de las informaciones u opiniones ni el sentido de las mismas deben estar mediatizadas por las exigencias de aumentar el número de lectores o de audiencia o en función del aumento de los ingresos por publicidad”. De todos es sabido y así lo recuerda también el Consejo de Estado las considerables sumas de dinero que supone la publicidad de la prostitución en los medios de prensa[10].


[1] Además, hay otros 6 códigos sectoriales de otras entidades que son aplicados por el Jurado. Son los códigos de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), de la Asociación Nacional de Especialidades Farmacéuticas Publicitarias (ANEFP), de la Asociación Española del Tabaco, de la Asociación de Cerveceros de España, de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEJF) y de FARMAINDUSTRIA.

[2] Fruto de la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial son estos tres Códigos de Conducta Publicitaria:  el general, denominado Código de Conducta Publicitaria (en adelante, CDCP), en funcionamiento desde 1996, el cual recoge entre sus normas básicas de conducta, siguiendo el modelo del Código Internacional de Prácticas Publicitarias de la Cámara Internacional de Comercio,  la protección de la infancia y la adolescencia; y los sectoriales, el Código de la publicidad en cine y el Código Ético de Comercio Electrónico y Publicidad Interactiva (confianza online), que sustituyó en 2002 al Código para la publicidad en Internet[2], que fue el primero en su categoría en aprobarse en la Unión Europea.
 
[3] Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, (BOE nº 274, 15 de noviembre 1988). Su última modificación es reciente, y ha sido realizada por la Ley 29/ External link2009 External linkpues acaba de modificar el régimen legal de la competencia desleal y de la publicidad para mejorar la protección de los consumidoresy usuarios. Dicha normativa es fruto de estas dos Directivas: la Directiva 2006/114/CE, de 12 de diciembre, sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa y External linkla Directiva 2005/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de mayo de 2005, relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior, que modifica la Directiva 84/450/CEE del Consejo, las Directivas 97/7/CE, 98/27/CE y 2002/65/CE del Parlamento Europeo y del Consejo y el Reglamento 2006/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo. External link
 
[4] El Código Ético sobre Publicidad en Internet de Autocontrol (1999), fue el primero de su categoría aprobado en la Unión Europea. Ya se ha dicho que desde noviembre de 2002 ha sido sustituido por un código más amplio elaborado en colaboración con AECE, el IAB y otras asociaciones del sector.
 
[5]  Vid. Resolución de 29 de diciembre de 2009 de la AEPD de inscripción de modificación del  Código Tipo de Comercio Electrónico y Publicidad Interactiva (confianza online), Expte. nº CT/0004/2002, para adecuarlo al RLOPD. Su fecha de inscripción fue 07/11/2002, y su posterior modificación viene en noviembre de 2005. External link
 
[6] Aunque creo lo dice con la boca chica puesto que también se plantea como insuficiente las acciones de cesación de la publicidad ilícita previstas por la LGP cuando razona que pudiera haber una previsión legal en su art. 3 de considerar ilícita la publicidad de la prostitución. Conviene en todo caso saber que dicho precepto es fruto de la reforma acaecida en 2009 por la Ley 29/2009, la cual tipifica  como ilícita cualquier publicidad “que atente contra la dignidad de la persona o vulnere los valoresy derechos reconocidos en la Constitución”, y especialmente prevé aquélla “dirigida a menoresque lesincite a la compra de un bien o de un servicio, explotando su inexperiencia o credulidad”.
 
[7] Cita el Informe con acierto tanto la Resolución del Parlamento Europeo de 2 de febrero de 2006 que insta a los EEMM a que “luchen contra la idea de que la prostitución es equiparable a la realización de un trabajo (punto 3.i) y el Informe de 17 de abril de 2007 de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer y de la Igualdad de Oportunidades de las Cortes Generales.
 
[8] PROPOSICIÓN DE LEY 122/000032, Estatuto del periodista profesional. Presentada por el Grupo Parlamentario de Izquierda Verde-Izquierda Unida- Iniciativa per Catalunya Verds.
 
[9] Discussion par l'Assembléele 1er juillet 1993 (42e séance) (voir Doc. 6854, rapport de la commission de la culture et de l'éducation, rapporteur: M. Núñez Encabo). Texte adopté par l'Assemblée le 1er juillet 1993 (42e séance).
 
[10] Publico.es de 27 abril 2011 (http://www.publico.es/espana/250085/el-gran-negocio-hipocrita-de-la-prostitucion), finalizaba en un subtítulo  “Un mercado rentable en plena recesión”, del artículo “El gran negocio hipócrita de la prostitución”  afirmando que “Los periódicos españoles se reparten al año 40 millones en ganancias por incluir anuncios de contactos. En 2007 el Congreso instó a los diarios a eliminar este tipo de ingreso publicitario. ‘El País’ Publica unos 702 anuncios diarios sobre prostitución. ‘El Mundo’ Su director, Pedro J. Ramírez, está en contra de retirar los anuncios. ‘El Mundo’ incluye a diario 672 contactos. ‘ABC’publica de media 225 anuncios. ‘La Razón’ Incluye a diario 91 anuncios”.

No tiene permisos para añadir comentarios


¿Quién está en línea?

Tenemos 15 invitados conectado(s)
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

Desde 1 de Marzo de 2009

Subir
MICIIN Universidad Complutense Madrid Universidad Carlos III Universidad Pablo Olavide Universidad de Valladolid Universidad Nacional de Educación a Distancia Universidad San Pablo CEU Cátedra ASGECO
Consejo General de la Abogacía Española Google Uría Menéndez Instituto BME Fundación Dintel Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial Janssen-Cilag Farmaindustria