Portal Códigos de Conducta

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Blog CDC Incumplimiento del código de conducta para la prestación de los servicios de tarificación adicional

Incumplimiento del código de conducta para la prestación de los servicios de tarificación adicional

por  Olivier Soro Russell (Becario predoctoral programa FPU MEC. Departamento de Derecho Civil - Universidad Complutense de Madrid)
Por:
CELIA de la TORRE JURADO
Abogado especialista en Telecomunicaciones


Comentario a la  noticia de la Agencia EFE de 10 de marzo de 2010 sobre incumplimiento del Código de Conducta para la prestación de servicios de tarificación adicional basados en el envío de mensajes.

La noticia es la siguiente:

Movistar está incorporando anuncios de un servicio de suscripción (sms Premium: 797404) cuando notifica por sms las llamadas perdidas que, si es aceptado por el cliente, supone el envío por parte del prestador del servicio (Movistar, en este caso) de toda una serie de mensajes al precio de 0,70 €, ha señalado la OCU a través de un comunicado.

 
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado hoy que Movistar está incluyendo publicidad ilegal cuando notifica por sms las llamadas perdidas, incumpliendo así el Código de Conducta de este tipo de mensajes.

 
A su juicio, los usuarios que contraten este servicio de llamadas perdidas sabrán qué han contratado realmente, ni el precio que van a pagar, por lo que OCU planteará el incumplimiento del Código de Conducta ante la Comisión para la Supervisión de los Servicios de Tarificación Adicional para que se cancele temporalmente al operador el número 797404.
 
La OCU ha explicado que Movistar no cumple con las obligaciones exigidas en este Código que regula este tipo de servicios, ya que este hecho supone el envío de comunicaciones electrónicas con publicidad no solicitada expresamente por el usuario.
 
Además, la publicidad enviada no identifica al prestador del servicio, ni se facilita un teléfono o dirección de atención al cliente.
 
Movistar utiliza también abreviaturas que inducen a error al usuario en lugar de las establecidas en el Código de Conducta, y no detalla la naturaleza del servicio a proporcionar en ninguno de los sms, por lo que el cliente realizará el alta sin saber que se trata de un servicio de suscripción o alertas, ni el contenido de ese servicio.

Tampoco es posible conocer el importe del servicio ya que sólo se ofrece el coste de cada sms, pero ni la cantidad de sms que pueden enviar ni una estimación del coste mensual máximo de este servicio.

Por último, la OCU ha dicho que en ese tipo de publicidad no se informa con antelación a la contratación del procedimiento para darse de baja.


COMENTARIO:
La noticia se refiere a la publicidad que ha comenzado a realizar cierta operadora móvil a través de la notificación por sms del servicio de llamadas perdidas, incorporando publicidad de un Servicio de suscripción (mensajes móviles “Premium” 797404).


El servicio sms Premium es una modalidad de servicio de tarificación adicional cuya finalidad es facilitar al usuario una información, comunicación o entretenimiento. Su precio es superior al de los mensajes ordinarios, requiriendo la aceptación expresa del usuario. Paralelamente, del coste total que abona el usuario una parte es pagado por el operador de acceso al titular del número. Al ser servicios de suscripción, implican el envío de determinados mensajes al abonado por el operador titular del número, de forma periódica o cuando se produzcan ciertos sucesos.

La Orden PRE/361/2002, de 14 de febrero, y la ORDEN ITC/308/2008, de 31 de enero, establecían la necesidad de elaborar y aprobar un Código de Conducta para la Prestación de los Servicios de Tarificación Adicional basados en el Envío de Mensajes (en adelante, el Código), por parte de la Comisión de Supervisión de los Servicios de Tarificación Adicional.  El Código fue aprobado por Resolución de la SETSI de 8 de Julio de 2009 (BOE 27/07/09).

La Comisión de Supervisión de los Servicios de Tarificación Adicional, es un órgano administrativo colegiado, que está integrada por representantes de varios Ministerios y, además, por representantes del sector los operadores de servicios  y de los consumidores, que tiene encomendado, asimismo, el control y seguimiento del cumplimiento de las obligaciones establecidas en el Código.

En términos generales, los Códigos de Conducta tienen especial relevancia en el sector Telco porque otorgan mayor seguridad, confianza y garantías a los usuarios de las nuevas modalidades de los servicios que pueden estar escasamente regulados.

El usual carácter de autorregulación interna empresarial que tienen los Códigos de Conducta, a los que se adhieren de forma voluntaria los actores u operadores del sector al que se refieren, queda matizado en este caso, ya que el Código fue aprobado por una autoridad administrativa y es vinculante per se y no por el hecho de la adhesión al mismo, con respecto a los operadores intervinientes en la prestación de los servicios de tarificación adicional regulados en él. Se trata de instrumento normativo de carácter mixto, ya que su regulación se nutre de la vía privada interna empresarial y de una regulación administrativa. Precisamente, su especialidad radica en tener un carácter coercitivo del que, generalmente, carecen otros Códigos de Conducta.

Afecta, por un lado, al “Operador de servicios de almacenamiento y reenvío de mensajes sujetos a tarificación adicional” (titular de número/s) y, por otro, al “Operador de red de acceso” (responsable de la red que soporta el servicio de tarificación adicional y responsable de su facturación y cobro frente a los usuarios finales de los servicios).

El operador de acceso que presta servicios como titular de número/s está sometido a las mismas obligaciones y tiene idénticas responsabilidades.

Respecto de los servicios incluidos, precisamente por el coste adicional que implican, el Código contempla muchas limitaciones en materia de publicidad. Considera publicidad cualquier tipo de promoción o comunicación relacionada con los servicios y detalla todo un elenco de posibles incumplimientos en relación con la misma: debe realizarse con caracteres de tamaño y colores apropiados y ser fácilmente legibles; debe informar obligatoriamente sobre el servicio, sobre su precio final y completo (en este tipo de servicios el precio por cada mensaje recibido, o de las cuotas periódicas a que diese lugar la suscripción), así como acerca del operador titular del número/s, de manera que sea siempre fácilmente identificable por los usuarios.

En general, el contenido de la publicidad no deberá causar ofensa individual o colectiva, producir o inducir a engaño y deberá adecuarse a la naturaleza del servicio ofrecido. El uso de abreviaturas podrá realizarse si son las comúnmente aceptadas y expresan claramente el contenido de la información mínima requerida.

En particular, el operador titular del número/s incurre en incumplimiento cuando se produzca el envío, por cualquier medio electrónico, de comunicaciones publicitarias no solicitadas expresamente por el usuario.

De producirse un incumplimiento de cualquiera de estas obligaciones, pueden iniciarse actuaciones, bien de oficio por la Comisión, bien a instancia de cualquier persona física o jurídica, pública o privada, contra el presunto incumplidor, mediante denuncia ante la Comisión.

Cuando la Comisión estime que existe un incumplimiento del Código por un operador titular del número/s, emitirá, previa audiencia de los interesados, un Informe, que se someterá a la consideración del Órgano Administrativo competente quien, dictará Resolución. Esta Resolución será comunicada tanto a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, para la cancelación durante un año de la asignación del número, como al operador titular del número/s y a los operadores de redes telefónicas públicas, con el fin de bloquear dicho acceso al número.

En la noticia de la Agencia EFE, de quedar acreditada la actuación que la OCU denuncia, el incumplimiento podría consistir en el modo en que se está publicitando el servicio de tarificación adicional, siempre que el anuncio carezca de la información que el Código exige para esta modalidad de servicios (datos del servicio, del titular del numero, su precio, el coste del  mensaje y de  la  suscripción), o  de  la  forma  de  presentarlo (tamaño de la letra, uso de abreviaturas). No obstante ello, y a este respecto, hay que considerar las limitaciones materiales o físicas que presenta el teléfono móvil, que es el medio de publicidad utilizado, dado el escaso espacio del que, habitualmente, se dispone.

Asimismo, constituiría incumplimiento del Código si se ha realizado el envío de comunicaciones publicitarias no solicitadas expresamente por el usuario.

Pero, a los efectos de valorar la supuesta infracción, es de vital importancia conocer el operador titular del número del servicio de tarificación adicional publicitado, ya que será a quien revierta el beneficio económico derivado de esta acción publicitaria. Y, en definitiva, será el responsable del hecho denunciado.

En este caso y siempre según la noticia, la condición de operador de acceso y titular del número, confluye en el operador al que la OCU se refiere. En tal supuesto, y a estos efectos, el Código se aplica al denunciado, en su condición de titular del número, debido a que, con independencia que también actúe en la prestación de los servicios como operador de acceso,  tendrá las mismas obligaciones que cualquier otro operador titular de número.

Como ya señalamos anteriormente, el carácter mixto que tiene este Código, le confiere singularidad en varios aspectos con respecto a otros Códigos de Conducta. Así, por ejemplo, en la existencia de un órgano administrativo de control y seguimiento de su cumplimiento o en quiénes están legitimados activamente para presentar denuncia por incumplimiento del Código.

Por un lado, la Comisión de Supervisión de los Servicios de Tarificación Adicional es el órgano al que se confiere la facultad de vigilancia en la prestación de los servicios, tiene entre sus miembros, entre otros, a dos representantes del Consejo de Consumidores y Usuarios. Esta circunstancia hace que exista un claro nexo entre el control del cumplimiento en la prestación de los servicios de tarificación adicional y el ámbito de protección de los consumidores, a través de la composición de la propia Comisión.

Por otro, está facultada para denunciar ante la Comisión por presunto incumplimiento, cualquier persona física o jurídica, pública o privada, como expresamente señala el Código. La OCU es una organización de consumidores y, como tal, tiene legitimidad para iniciar acciones colectivas en defensa de los derechos de consumidores y usuarios. Pese a ello y a los efectos del Código, es un tercero, cualificado para la defensa de los intereses de los usuarios, dado que como se ha dicho, en la Comisión participan representantes de los consumidores.

Interesa destacar que, de iniciarse el expediente y culminar éste con la acreditación de haberse producido el incumplimiento del Código, la Comisión elevaría un Informe y el Órgano Administrativo competente podría acordar la cancelación al titular del número, durante un año, de la asignación del número publicitado.

No tiene permisos para añadir comentarios


¿Quién está en línea?

Tenemos 29 invitados conectado(s)
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

Desde 1 de Marzo de 2009

Subir
MICIIN Universidad Complutense Madrid Universidad Carlos III Universidad Pablo Olavide Universidad de Valladolid Universidad Nacional de Educación a Distancia Universidad San Pablo CEU Cátedra ASGECO
Consejo General de la Abogacía Española Google Uría Menéndez Instituto BME Fundación Dintel Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial Janssen-Cilag Farmaindustria